10 jun. 2010

Sueños

Painting by Hélio Cunha


Despertaba turbado, confuso, casi sin ser consciente de dónde me encontraba. El recuerdo de aquel sueño acontecido, me envolvía despiadadamente negándome cualquier ruptura con la fantasía. Era como levitar sobre mi propia realidad.
Aún rondaban en mi cabeza aquellos seres extraños, semejantes a ridículos bufones, que correteaban en un bosque imposible, con baldosas en vez de tierra y musgo, con mujeres sosteniendo retorcidas copas de árboles inexistentes… Se trataba de un mundo indudablemente enajenado.
Los bufones, solían reírse de mi mientras yo caminaba perdido por alfombras de colores. Las mujeres, que eran árboles, me sonreían maliciosamente invitándome a tocar sus desnudas ramas.
Era un sueño recurrente, me acechaba una y otra vez con la esperanza de que yo desvelara su secreto, pero tanto simbolismo onírico vencía a mi racional inteligencia y distorsionaba mi anclada realidad.
Quizá mi subconsciente trataba de llamar mi atención, que tan ocupada mantenía en mis horas en vela, pero de ser así ¿De qué manera podría averiguar su mensaje? ¿Cómo descifraría un código desconocido para mí?
Pero, qué importaba todo aquello, no era más que un sueño… ¿Por qué tendría que preocuparme?...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Dos especies de escritores tienen genio: los que piensan y los que hacen pensar.

Chapeau, Silvia!!!Consigues ambas cosas!!!

MaríaJosé dijo...

Dos especies de escritores tienen genio: los que piensan y los que hacen pensar.

Chapeau, Silvia!!Consigues ambas cosas!

Anónimo dijo...

Sueño muy revelador.Jung pionero de la psicología profunda, nos habla del inconsciente en nuestra vida, de los simbolismos oníricos, de la"sombra" y la "proyección", etc. Sus principios aportan gran ayuda al conocimiento de la personalidad.
http://es.wikipedia.org/wiki/Carl_Gustav_Jung
El personaje de esta historia está "socialmente" equivocado. Los sueños son lo mas revelador de nuestra psique y con ella nacemos, vivimos y nos relacionamos. Al contrario de lo que nos creemos es el inconsciente el nos dirige, para nada el consciente. Es por ello que resulta primordial conseguir sacarlo y exponerlo al análisis de "laboratorio personal".