27 ago. 2010

Cumpleaños

Ilustración de Antonio Sejias



31 de agosto ¿Quién me presta una escalera para subir al cielo?



No me di cuenta del día que era hasta que lo vi en el calendario. Eso me entristeció, pues años atrás no se me habría olvidado. Ahora resultaba algo lejano, distante en el tiempo, como si se tratase de una vida pasada que ya no es posible recuperar.
Hoy era su cumpleaños, y un año más, no podía felicitarle…
Me encontraba en mi despacho, frente al ordenador, y mi atención se desvió por completo al paisaje campestre que se extendía más allá de la ventana. Un poco más arriba, estaba el cielo, un mar de inquietas nubes que volaban alegres bajo la lluvia de los rayos solares.
Como me gustaría poder llegar hasta allí…
Abrí la ventana y llené mis pulmones de aroma primaveral. Me sentí acariciada por la vida, embriagada por el universo, capaz de hacer cosas increíbles.
- ¿Quién me presta una escalera para poder subir al cielo? – Pregunté a los transeúntes que paseaban bajo la sombra de mi ventana.
Muchos de ellos no me oyeron, pero un hombre que vestía un mono azul de obra, alzó la vista hacía mi e hizo bocina con las manos para decirme:
- Yo puedo prestarle una escalera. Es muy larga y seguro que la lleva hasta el cielo.
Contenta, baje del del edificio que tantas horas me tenía trabajando, y cogí la escalera que el hombre del mono me había ofrecido.
La puse mirando hacía el cielo y empecé a subir mientras iba estirando sus múltiples extensiones.
En poco tiempo, pude llegar al cielo. El mar de nubes me rodeaba por completo, y la luz del sol iluminaba todo lo que había alrededor. Era un espectáculo maravilloso.
Entonces, de entre aquella maraña de algodón blanco, apareció él, caminado lentamente mientras sonreía alegre al darse cuenta de cómo había llegado hasta allí.
Corrí pisando elásticas nubes y me tiré a sus brazos como lo hacía cuando era una niña pequeña.
Le di un besito y en un susurro le dije:
- Feliz cumpleaños.
Al fin pude cumplir mi deseo de felicitarle… De subir hasta el cielo y darle un abrazo…
Entonces, desperté de mi ensoñación. Volví al despacho en el que me encontraba desde hacía ya varias horas y miré la fecha que marcaba el calendario: 31 de agosto…
Pensé que quizás no pudiera conseguir una escalera para subir al cielo, pero mi mente si podía volar hasta allí, y estaba segura de que mi corazón y el suyo estaban unidos por un lazo hecho de amor.



Dedicado a mi padre.

13 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Precioso relato hecho con mucho amor e imaginación. Me encantó.

Saludos cordiales.

Francis G. Vergara dijo...

Cantar de la tierra mía, que echa flores en mi vida y eres la fe de tus mayores.

Préstame tu la escalera para subir en mi sueño, que me has hecho recordar que mi madre también esta en ese cielo.(Fallecida un 28 de Agosto)

Cantar del mundo mental, que eres la primavera y
tiendes las escaleras para andar por esta mar donde hay tanto por desclavar.

Te quiero.

Marisa dijo...

Siempre nos queda
el consuelo
de poner una escalera.

Te abrazo.

Silvia Meishi dijo...

Gracias Marisa.

Un abrazo.

casa da poesia dijo...

Vale, niña!!!

Silvia Meishi dijo...

Gracias Pluma, me alegro que te haya gustado.

Un saludo

Silvia Meishi dijo...

Paqui, encantada de prestarte una escalera!!

Arwen dijo...

Precioso relato que sale directo del corazón y dispara una bala de emociones. Silvia me ha encantado conocerte y descubrir tu blog, me acercaré hasta aquí si me lo permites cada vez que mi tiempo me lo permita.

Un saludo y nos leemos.

Arwen

Silvia Meishi dijo...

Arwen, gracias por pasarte por aquí. Estaré encantada de que nos leamos.

Un abrazo

Noesperesnada dijo...

Hermoso relato, para guardar y compartir...

Anónimo dijo...

Este relato hizo que me acordara de una persona que tal vez tenia un poco olvidada por el hecho que ya no esta, me gustaria tener una escalera para volver a verla y sentirla porque estoy mas que segura que llego al cielo.. muy lindo

Silvia Meishi dijo...

Hola:

Gracias por dejar un comentario. Me alegra haberte hecho recordar a esa persona.

Un saludo

Macarena García - Lastra Martorell dijo...

Me ha gustado mucho, la idea y sobreodo la manera con la que escribes.
Una pena que haga tanto tiempo que no has vuelto a publicar nada pero bueno, espero que lo hagas pronto.
Busqué la palabra "cielo" google imágene sy apareció esta, era justo la idea que tenía asíq ue l autilizó tambien para mi entrada del blog, ¿te importa?
Espero que nos leamos más a menudo
Un saludo