16 mar. 2011

A mi lado




Llantos que rompen el silencio, risas que enturbian el reposo
Mil días alegres, cien apenados
No importa que llueva, papá, estás a mi lado

Eco de sendas palabras, pálpitos de un corazón orgulloso
infancia lejana, recuerdos pasados
Tu enseñanza la llevo conmigo, papá, estás a mi lado

Puentes que dividen tierras, cielos que se tornan hermosos
Caminos separados, lugares extraños,
pero la distancia no existe, papá, cuando cojo tu mano.



Feliz día del padre. Felicidades, papá.

18 comentarios:

Rosario dijo...

¡La distancia no existe cuando estás a mi lado!

Un canto de admiración muy bonito al padre.
Un abrazo fuerte desde mi Librillo.

Pablo dijo...

Precioso poema Silvia. siempre que hay una mano cerca, las distancias se acortan, y mas cuando es de un padre o una madre.
Un cordial saludo.

Felicidad Batista dijo...

Hermoso poema, lleno de ternura y certezas. Ocurra lo que ocurra siempre estará la mano amiga, el consejo acertado, el refugio infalible del padre. Felicidades

Pluma Roja dijo...

Lindo y tierno poema Silvia.

Besos.

Silvia Meishi dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Rosario.

Un abrazo

Silvia Meishi dijo...

Estoy de acuero, Pablo. Nuestras manos hacen que las distancias no existan.

Un abrazo

Francis G. Vergara dijo...

Sensible y hermoso recordatorio. Sus energías estarán siempre cerca de ti.

Un abrazo.

Victoria dijo...

Hola Silvia, Entrañable el poema que le dedicas a tu padre, seguro que le ha encantado, Te felicito por las ´imagenes siempre tan acertadas. Un abrazo.

Ángel Isidro dijo...

Qué hermoso poema,
Qué bellas palabras Silvia,
la distancia no existe papá,
cuando cojo tu mano.

Un abrazo, Ángel.

Silvia Meishi dijo...

Gracias Victoria por tus palabras.

Un abrazo

MAJECARMU dijo...

Silvia,te entiendo perfectamente,esa distancia cercana es la misma que yo siento entre mis hijos...Es importante estar comunicados,el corazón se expande y danza alegre y lleno de sentimiento.
Mi felicitación por tu entrañable poema y mi abrazo inmenso,amiga.
M.Jesús

Esilleviana dijo...

No es un intento de poesía, es una hermosa poesía en toda regla. Ayer leí el poema de la Madre Teresa de Calcuta, sacando a colación la conmemoración del Día del Padre.

Enseñarás a volar...pero no volarán tu vuelo.

Enseñarás a soñar...pero no soñarán tus sueños.

Enseñarás a vivir...pero no vivirán tu vida.

Enseñarás a cantar...pero no cantarán tu canción.

Enseñarás a pensar...pero no pensarán como tú.

Pero sabrás que cada vez que ellos vuelen, sueñen,vivan, canten y piensen...

¡Estará en ellos la semilla del camino enseñado y aprendido!

Un saludo.

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Silvia, no hay distancia entre dos corazones que estan unidos eternamente... no hay distancia cuando el amor los une... bello homenaje aquel ser unico...

Un abrazo amiga mia...

JALE

Javier dijo...

Un canto al amor del padre.
No hay mucho más que decir, solamente sentirte feliz por amarlo.


Saludos.

Francisco Ortiz dijo...

Hermoso homenaje, mejor cuanto más sencillo parece.

Phausca dijo...

precioso poema, es muy tierno...
qué bueno poder sentir y contar con la presencia de un papá!

un abrazo fuerte, querida amiga!

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga, gracias por compartir, la distancia no existe cuando el amor es verdadero. La mano de un padre nunca se separa del cuerpo de su hijo. Amiga, el amor es la única sustancia que se siente y se palpa.
Un abrazo amiga, y hasta luego.
Jecego.

Emiliano montero vendrell dijo...

Buen día, y dichosos los ojos que vuelven a leer algo hermoso en lost Tales. Feliz día del padre, felicidades a vosotros recien extrenados y una abrazo muy grande.

Como siempre Desde el Sur, sean moderadamente felices
Epi