21 oct. 2011

La Luz






En un túnel oscuro cualquier luz nos parece bonita, pero no nos damos cuenta de que la verdadera luz se encuentra dentro de nosotros mismos; solo tenemos que buscarla, y esa es la búsqueda más importante de nuestras vidas.
Cuenta una leyenda que hace muchos años una estrella llamada Osiris, al igual que el dios egipcio, brillaba en el cielo nocturno con una luz casi cegadora. Era el orgullo del firmamento y la envidia para muchos astros que vivían a su a lado.
Un día, una estrella fugaz llamada Destello, surcaba el espacio en busca de un lugar donde caer, pues estaba cansada de recorrer tantos kilómetros sin ningún destino al que dirigirse.
Destello pudo ver la luz de Osiris desde mucha distancia y, poco a poco, fue quedando cegada por aquella claridad que iluminaba todo el firmamento. La estrella fugaz quedó enamorada de tan hermosa visión, y fue entonces cuando decidió que aquella bola de luz sería su destino.
Destello chocó contra Osiris, introduciéndose hasta lo más hondo de sus entrañas, y las dos estrellas reventaron en millones de partículas de luz que se dispersaron por todo el universo.
Muchas de esas partículas cayeron en la Tierra, y de aquellos fragmentos luminosos surgió la vida.
Reza la leyenda, que cada uno de nosotros llevamos dos partes de luz, una de Destello y otra de Osiris, y que la conjunción de ambas se ha convertido en nuestra alama.
Aquel que mire dentro de sí mismo, encontrará su luz. Los destellos que encontremos fuera, no iluminarán nuestro camino.

9 comentarios:

Silvia Meishi dijo...

Queridos amigos:

Siento no poder publicar más a menudo y no poder leer vuestros blogs con más frecuencia, pero, el trabajo y los estudios me tienen muy ocupada últimamente. Aun así, no me he olvidado de vosotros y espero publicar y leeros al menos de vez en cuando.
Os dejo este pequeño relato, cuya leyenda que describo, es invención mía. Espero que os guste.

Un abrazo

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Bueno!!, pues yo venia a sugerirte que te quedaras a mi lado, de verdad que me agradaría. Eso de que «La escritura es la pintura de la voz» me ha llegado muy hondo.Se que mi voz te gustara en mi poema
Te dejo un beso con ternura
Sor.Cecilia

MAJECARMU dijo...

Silvia,no te preocupes la vida tiene muchas etapas,ya tendrás más tiempo,todo no se puede hacer,amiga.
Mi gratitud por tu presencia.
Mi felicitación por tu cuento,que nos enciende una luz interior,que no debemos olvidar.
Mi abrazo inmenso y feliz fin de semana.
M.Jesús

Fernando dijo...

Precioso, amiga Silvia. No nos dejes, por favor sigue escribiendo. Yo siempre te leo. Un abrazo cordial.

Patricia dijo...

querida amiga, disfruta la vida, cumple con tus objetivos.

disfrutaremos de tus letras cuando tengas el tiempo necesario, no te preocupes, aquí estaremos.

la leyenda rebosa belleza, me encantó, es una joya, encierra una enorme verdad.

un abrazo fuerte!!!!

Mª Teresa Alejandra dijo...

Hola Silvia:

No te preocupes te esperamos con sumo agrado.

La Luz siempre está dentro de nuestro corazón,justamente con la alegría y felicidad.

un abrazo

maite

Francis G. Vergara dijo...

Un disfrute de cuento.
Estoy convencida que encontraste tu luz. Gracias por iluminarnos con el destello de tus palabras, haces que percibamos verdades que muchas veces tenemos olvidadas. Un beso.

Marcos Callau dijo...

Muy bueno, Silvia. La verdad es que resulta muy necesario mirar dentro de nosotros mismos y esta es uan explicación magnífica. Besos.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Vuelvo a tu lado, mi blog está de fiesta por los 1000 seguidores y doy un premio, si quieres puedes pasar a recogerlo y ver un vídeo en que recito un poema a una amiga poeta
Con ternura
Sor.Cecilia