14 ene. 2011

El planeta azul




En algún lugar de este universo, de estas brillantes estrellas que iluminan nuestras noches más oscuras, se esconde un pequeño planeta que gira alrededor de un sol lozano.
En algún lugar de este mundo, escondido entre lejanas galaxias que se expanden sin que podamos darnos cuenta, se oculta un angosto planeta cuyo color nos recuerda al cielo de un bonito día soleado.
Si nos acercamos un poco a este mundo, vemos que la vida fluye de él, como la fuerza del nacimiento de un río cuando lucha por salir de su encierro. Se trata, pues, del tesoro más preciado que guarda el misterioso planeta, sin embargo, al aproximarnos aún más, descubrimos que la verdadera fortuna de este inhóspito lugar, se encuentra en una extraña energía cuyo nombre es “amor”. Es bastante difícil de entender, pero fácil de aplicar, y por lo que podemos observar, esta energía ejerce tanta influencia, que hace que la vida en el planeta que acabamos de descubrir, se mueva al compás de este singular sentimiento, provocando verdaderos cambios en la materia del universo. Pero este detalle es desconocido para los seres que habitan este lugar.
Realmente quedamos impresionados por la belleza del planeta, por la cantidad de seres vivos que su naturaleza acoge como si fuera una madre. Cuida de ellos y los protege, aunque, nos vemos entristecidos al descubrir que los seres más inteligentes se comportan de la manera menos inteligente, haciendo enfadar, e incluso llorar, a la naturaleza que les da la vida.
Nos ha gustado mucho este nuevo mundo, y, sin que sus habitantes lo sepan, de vez en cuando venimos a verlo, siempre en la distancia y en forma de estrella.

5 ene. 2011

Nuevo año, nuevos momentos, nuevas alegrías…



Estrenamos un nuevo año. Parece que todo sigue igual, pero, no nos damos cuenta de que cada día es diferente, de que la sangre que corre por nuestras venas ya no es la misma…

Estrenamos un nuevo año y no sabemos qué nos deparan estos inéditos días. Todo queda a merced de la magia de la vida y de nuestras pequeñas decisiones.

Aprendamos a disfrutar de aquellos momentos felices, que muchas veces pasamos por alto, pues es lo mejor que tenemos.

Os deseo a todos un feliz 2011.