6 nov. 2013

Mi querida Nostalgia





Su rostro siempre estaba triste, ausente; con los ojos perdidos en algún lugar del horizonte. Nunca sonreía, y si lo intentaba, las lágrimas se apresuraban a galopar por sus mejillas hasta caer sobre su pecho.
No había nada que pudiera hacerla feliz. Por muchos momentos alegres que viviese, ella siempre lloraba sin ninguna razón. Sollozaba en la penumbra sabiendo que nunca encontraría consuelo en un cielo azulado o en una noche bañada de estrellas fugaces.
Era como una maldición adherida a su espíritu.
Y aquella desconsolada niña, que junto a mí se convirtió en mujer, me acompañaba allí a dónde quiera que fuese. Siempre estaba conmigo, a mi lado. Me agarraba de la mano y a veces e incluso me abrazaba con fuerza.
Era mi compañera, y aunque a mí no me gustaba su tristeza, sentía que no podía dejarla sola.
No hablaba mucho y no sabía mucho sobre ella, a pesar de que siempre la había conocido, sin embargo, en un intento de explicarme quién era, me dijo que se llamaba Nostalgia y que nunca podría dejar de ser mi amiga.
 

7 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Me alegro mucho de encontrarte de nuevo, Silvia..Tu escrito lo hago totalmente mío,hace años pasé por largas depresiones y lloraba sin saber porqué...Recuerdo que tengo un escrito muy parecido al tuyo, en el que veía a una compañera extraña y cercana de la mano conmigo...Era yo misma,que aprendí a curar mi tristeza y nostalgia en los campos manchegos,entre la naturaleza...Allí me fuí liberando de esa nostalgia y sintiendo la luz de cada día como un regalo, que me impulsaba a vivir y a sentir con plenitud...
Una gozada leerte de nuevo y dejarte mi abrazo inmenso,mi ánimo y cariño...Espero que todo vaya bien y esa nostalgia la superes,amiga.
M.Jesús

MAJECARMU dijo...

Silvia,discúlpame si tu escrito era una invención, pero al ver reflejada en él aquella niña que fuí hace unos años, no he podido dejar de regalarte unas palabras de aliento...Lo has escrito tan bien que me lo he creido, felicidades por ello, amiga...sonrío.
M.Jesús

Silvia Meishi dijo...

Gracias por tu comentario, amiga.
Efectivamente, se trata de un relato ficticio, pero como todo relato, siempre nos basamos en nuestras experiencias. ¿Quién no se ha sentido triste alguna vez sin saber por qué? Creo que la nostalgia nos acompaña a todos a lo largo de nuestra vida, por eso la describo como a una "amiga" que a veces nos da la mano.

Un abrazo

Pluma Roja dijo...

Me encantó el relato retratas las nostalgia como creo que la sentimos en algunas oportunidades.

Pienso que aunque sea ficticio tu relato lleva algo propio por lo menos la sensación de haberla conocido por dentro.

Bienvenida, aunque creo que no es un regreso quizás una aparición temporal.

Besos Silvita.

Marcos Callau dijo...

Muy bonito, Silvia. Nostálgico pero de esa nostalgia que nunca nos falta y resulta agradable, incluso. Me alegra volver a encontrar tus palabras. Besos.

Epi dijo...

Aldora y Morfeo, felicidades Silvia

Solo es un deseo del ser humano
Él deseo por excelencia
La invención más perfecta y duradera.

Quien nos cuide en la vigilia del sueño
cuando más indefensos estamos
Que nos hace creer por unas horas que todo
es posible
Es alguien a quien amar
Por que, que nos sentimos correspondidos
Nosotros solo somos la ilusión, que ha creado a
Morfeo, tan bastos y exigentes que no tiene
oportunidad de enamorarse de otro
Es más adictivo que el mejor de los credos inventados
Sencillamente es Morfeo…

Tu relato sobre Aldora y Morfeo es precioso, en el fondo a mi entender, es futuro. Todos queremos ser noche, sueño y estrella, todos perseguimos el sueño y cuando desaparecemos, tan solo nos queda eso… Ser sueño y que de vez en cuando alguien nos nombre, despertarnos brevemente y volver a ser sueño…
“solo es mi opinión”

“Mi querida Nostalgia”, es bueno.
Es triste como la Soledad, primas hermanas, diría yo… Siempre que seamos nosotros, los que solicitemos su compañía, han de ser, bien recibidas, pero sin abusar.

“Todo se Desvanece” me ha encantado, y estoy totalmente de acuerdo en el somos Hoy, somos Ahora.

Sigue con los escritos, que yo tengo que leerte unos cuantos que he podido coger de tu blogs…con tu permiso, un saludo… y recuerda

“solo es mi opinión y felicidades nuevamente”

EL COJO dijo...

Muy bonito hermana, sabes que me tienes siempre a tu lado, la nostalgia a veces es buena e incluso necesaria, pero como dice Epi, a sorbitos y en su justa medida, .Un besazo.

,,Sigue escribiendo así, se te da muy bien.